viernes, 25 de febrero de 2011

Virus del papiloma humano y cáncer oral.

 

Las infecciones por el virus del papiloma humano (VPH) relacionadas con el sexo oral son la primera causa de cáncer oral (tumores de boca y garganta) en Estados Unidos, reveló Maura Gillison, investigadora de la Universidad de Ohio en la reunión de la Asociación Americana de Adelantos Científicos (AAAS, en inglés). 

"Las personas que han practicado sexo oral con más de seis individuos tienen ocho veces más posibilidades de desarrollar esta enfermedad que los menos promiscuos", indicaron. 


De esta manera, esta transmisión sexual supera al tabaco como primera causa de estas enfermedades en aquel país, publicó el diario español El Mundo


Los investigadores encontraron un incremento de 225% en los casos de cáncer oral derivados de la infección por VPH entre los años 1974 y 2007, sobre todo entre los hombres blancos. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) estima que durante las últimas dos décadas se ha duplicado la cifra de contagiados por VPH en EU y pronostica que la mitad de la población estadounidense sexualmente activa contraerá el virus a lo largo de su vida


En la mayoría de los casos, la infección no manifiesta síntomas y el propio organismo humano es capaz de controlarla sin mayor problema. Sin embargo, en un porcentaje de los casos, la infección persiste de manera latente y puede llegar a ocasionar lesiones premalignas, primer paso hacia el cáncer (como ocurre en el caso de los tumores de cérvix en las mujeres). 


Existen dos vacunas aprobadas por las autoridades sanitarias, tanto en EU como en Europa: Gardasil y Cervarix. Se les dio el visto bueno en 2006 para combatir el VPH en casos de cáncer de cuello de útero y las verrugas genitales, pero aún no se ha demostrado su eficacia en infecciones cancerígenas orales


Gillison propuso por vacunar a los hombres jóvenes varones ya que actualmente la prevención por inmunización sólo se dirige a las mujeres. Actualmente ésto se encuentra en discusión.


"Ellos tienen más riesgo de contraer cáncer de boca o garganta debido al sexo inseguro. Según el Instituto Nacional de Cáncer de EEUU, hay 150 tipos de VPH diferentes y 40 de ellos pueden ser trasmitidos sexualmente", publicó en su portal el diario español. 


Las cifras también son alarmantes en otros países como Australia, Reino Unido, Suecia o Dinamarca. En España se diagnostican alrededor de cuatro mil casos de cáncer oral al año y es uno de los pocos tipos de cáncer que no ha experimentado una reducción significativa de la tasa de mortalidad en las últimas décadas. 


"El cáncer oral se suele diagnosticar demasiado tarde y eso suele ser un escollo para la recuperación", indicó John Curtis, profesor de oncología ginecológica de la Universidad de Nueva York.


En México no tenemos estadísticas que nos muestren la incidencia de cáncer oral en la población en general.
 
Lo anterior no significa que este tipo de practicas deban eliminarse o que deban satanizarse, lo que si se debe enfatizar es la importancia de acudir con tu médico en caso de lesiones en cavidad oral que no mejoren y que sean refractarias a tratamiento, las lesiones premalignas cuando se tiene el entrenamiento necesario son facilmente identificables y tratables, por ello es importante que tanto el paciente como el médico que se encuentran ante una lesión en cavidad oral que no mejora, se debe pedir opinión a facultativos expertos en el tema, como pueden ser los estomatólogos o los oncólogos con especialidad en el área de cabeza y cuello.

martes, 22 de febrero de 2011

Cáncer de labio. Tratamiento quirúrgico con reconstrucción inmediata.

video

Se presentan dos casos de pacientes con cáncer en el labio inferior y su tratamiento con reconstrucción inmediata.

sábado, 19 de febrero de 2011

Síndrome de Laron. ¿Una nueva esperanza en el tratamiento contra el cáncer?



El síndrome de Laron, o enanismo tipo Laron, es un desorden genético autosómico recesivo caracterizado por una insensibilidad a la hormona del crecimiento causada por una variación del receptor de la hormona. Esta condición causa baja estatura y resistencia al cáncer

El síndrome lleva su nombre en honor a Zvi Laron, el investigador israelí que, junto con A. Pertzelan y S. Mannheimer, lo reportó en 1966 basado en observaciones comenzadas en 1958. 

La resistencia a la GH fue por primera vez reportada por Laron en 1966. Desde entonces, altos niveles circulantes de GH asociado a resistencia a nivel de receptores se le ha denominado como Síndrome de Laron. En el 2011, fue anunciado que el síndrome poseía un gen que proporcionaba resistencia al cáncer.

La principal característica del síndrome de Laron es la baja estatura (enanismo). 

Síntomas físicos incluyen: Frente prominente, puente nasal deprimido, bajo desarrollo de la mandíbula, obesidad troncal y pene pequeño. Convulsiones son frecuentes y asociadas a la hipoglicemia. Algunas variedades tienen impacto en la capacidad intelectual. 

La mayoría de los casos han sido reportados en poblaciones con ascendencia semita o árabe en países como Israel, Arabia Saudita, Egipto e Irak. Caso aparte es una villa de Ecuador en donde existe una gran población con el mismo mal. 

El 2011, fue anunciado que las personas que sufrían de este síndrome en la villa de Ecuador, eran resistentes al cáncer y a la diabetes además del envejecimiento.

La administración de GH no tiene efecto sobre la producción de IGF-1, por lo tanto el tratamiento se basa principalmente en dar dosis directas de IGF-1.

Un pequeño grupo de ecuatorianos con una mutación genética que causa enanismo tendría la clave para prevenir el cáncer y la diabetes, dos de las principales causas de muerte en el mundo occidental, informaron investigadores.

Un estudio de 22 años de duración con personas de un pueblo remoto de Ecuador que portan niveles genéticamente bajos de hormona de crecimiento revela sorprendentemente pocos casos de ambas enfermedades, indicó el equipo en la revista Science Translational Medicine. A su vez, añadieron que fármacos ya aprobados para bloquear esta hormona ayudarían a prevenir estas afecciones, añadió.

Los investigadores, dirigidos por Valter Longo de la University of Southern California y Jaime Guevara-Aguirre, endocrinólogo ecuatoriano, siguieron a residentes de una comunidad aislada que tenían el síndrome de Laron, una deficiencia genética que impide al organismo utilizar la hormona de crecimiento, lo que genera un tamaño corporal muy pequeño.

El equipo evaluó a alrededor de 100 personas con el síndrome y a 1.600 parientes de tamaño normal de pueblos cercanos.
Luego de 22 años de seguimiento, no hubo casos de diabetes y sólo se registró un cáncer no letal entre las personas con el síndrome de Laron. Entre sus parientes, alrededor del 5% desarrolló diabetes y el 17%, cáncer.

Los autores creen que los niveles bajos de la hormona de crecimiento jugaron un papel clave, dado que ambos grupos vivían en ambientes similares y tenían factores genéticos de riesgo parecidos.

No está claro cómo protegen los menores niveles de la hormona de crecimiento, pero estudios previos sobre longevidad apuntaron a ella como un factor importante. En el estudio, el equipo examinó la sangre de pacientes con el síndrome de Laron y halló dos diferencias. Su ADN estaba protegido contra los agentes causantes del cáncer y el organismo rápidamente eliminaba cualquier célula dañada antes de que pudiera desarrollarse como cáncer.

"Creemos que quizás este doble efecto protector podría muy bien ser el motivo de la inexistencia de cáncer en esta población", dijo Longo en una conferencia.

Los expertos también hallaron que las personas en el grupo con el síndrome de Laron tenían mayores niveles de sensibilidad a la insulina, lo que explicaría cómo resisten a la diabetes, más allá de ciertos niveles altos de sobrepeso y obesidad.

Longo dijo que el estudio sugiere que emplear medicamentos para reducir los niveles elevados de hormona de crecimiento podría ayudar a reducir el riesgo de cáncer y diabetes.
La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ya autorizó fármacos que bloquean la actividad de la hormona de crecimiento en humanos para tratar la acromegalia, una condición relacionada con el gigantismo.

"Dado que están aprobadas por la FDA, hay esperanza de que el proceso de evaluación de estas medicinas sea mucho más rápido", añadió Longo.

jueves, 3 de febrero de 2011

Nanotecnología contra el cáncer



La nanotecnología -la técnica en la que se estudian materiales, sustancias y dispositivos de muy reducidas dimensiones- fue utilizada con éxito para destruir células cancerígenas sin dañar los tejidos sanos.
Un equipo de científicos insertó tubos sintéticos microscópicos, llamados nanotubos de carbono, en las células enfermas tras exponerlos a luz cercana infrarroja usando un láser.
De esta forma lograron acabar con las células, mientras que aquellas a las que no les insertaron los tubos no resultaron afectadas.
Los detalles del trabajo realizado en la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, se publicaron en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences.
El investigador Hongjie Dai sostiene que "uno de los problemas de más larga data en la medicina es cómo curar el cáncer sin dañar los tejidos corporales sanos".
"La quimioterapia destruye tanto las células cancerígenas como las células sanas", explica Dai. "Por eso los pacientes con frecuencia pierden su pelo y sufren muchos otros efectos secundarios. Para nosotros el Santo Greal sería encontrar una forma efectiva de matar las células cancerígenas sin afectar a las sanas", dijo el científico.
Pequeñísimos
Los nanotubos de carbono usados por el equipo de Stanford tienen la mitad del ancho de una célula de ADN y miles de ellos caben dentro de una célula.
Bajo circunstancias normales, la luz cercana infrarroja pasa a través del cuerpo sin dañarlo.
Pero los investigadores descubrieron que si exponían a los nanotubos a un rayo láser de luz cercana infrarroja, éstos se calentaban a unos 70 grados Celsius en dos minutos.
Luego insertaron los tubos dentro de las células y hallaron que el calor generado por el rayo láser las destruía rápidamente.
"Es bastante simple y a la vez asombroso. Hemos usado una propiedad intrínseca de los nanotubos para desarrollar una herramienta que destruye el cáncer", explicó el Dr. Dai.
El siguiente paso fue encontrar la forma de introducir los nanotubos dentro de las células cancerígenas pero no dentro de las sanas.
Esto fue posible debido a que, a diferencia de lo que ocurre en las células normales, la superficie de las células cancerígenas está cubierta con receptores de una vitamina conocida como folate.
Los investigadores cubrieron los nanotubos con moléculas de folate con lo que facilitaban su ingreso a las células cancerígenas y les impedían el acceso a las células sanas.
Técnica refinada
Los científicos creen que todavía es posible mejorar la técnica, por ejemplo incorporando un anticuerpo al nanotubo para atacar una célula cancerígena en particular.
Ya han comenzado a trabajar para terminar con el linfoma en ratones.
La Dra. Emma Knigh, de Cancer Research UK, una organización que investiga el cáncer, señaló que "la nanotecnología tiene mucho para ofrecer a la biomedicina y los resultados de esta investigación muestran otra posibilidad para luchar contra el cáncer".
"Sin embargo", advirtió, "este trabajo todavía está en sus primeras etapas y es necesario continuar investigando para ver si se pueden reproducir estos efectos en una situación más compleja como un tumor, y finalmente, en el cuerpo humano".

Expertos hallan nuevo blanco para tratar el cáncer de colon



Londres.- Un grupo de científicos británicos informó que descubrió un nuevo blanco para tratar el cáncer intestinal, el cual podría usarse para identificar los tumores susceptibles a responder al fármaco oncológico Sprycel de Bristol Myers Squibb.

En un estudio publicado en Journal of the National Cancer Institute, investigadores del Instituto de Investigación del Cáncer hallaron que Sprycel, conocido genéricamente como dasatinib y ya usado contra otros tumores, reducía el crecimiento de las células cancerosas en el laboratorio bloqueando los efectos de una enzima conocida como LOX.

"La enzima LOX es la que es importante para la expansión del cáncer y si se la bloquea se puede detener el crecimiento tumoral", dijo Janine Erler, que dirigió el estudio, divulgó Reuters.

La experta señaló que los nuevos hallazgos son consecuencia de un trabajo previo en el que su equipo halló que la LOX jugaba un papel central en la expansión del cáncer de mama, lo que los llevó a sospechar que también sería importante en el desarrollo de otros tumores.

La última investigación confirmó que la LOX era también importante en el crecimiento y diseminación del cáncer intestinal, explicó Erler, y mostró que el crecimiento celular aumenta en las células tumorales con altos niveles de la enzima.

En tanto, niveles bajos de la enzima LOX generaban un crecimiento celular limitado.

El equipo también demostró que la LOX estaba activando una molécula llamada SRC para promover el crecimiento del cáncer y su expansión, un descubrimiento que los hizo prestar atención a Sprycel de Bristol, que es conocido por bloquear la función de la SRC y que ya se está usando para tratar a pacientes con leucemia mieloide crónica (LMC).

"Nuestros hallazgos han revelado dos potenciales nuevas avenidas para combatir el cáncer intestinal avanzado: ya sea con los tratamientos ya existentes inhibidores de la SRC o con fármacos que actualmente se están desarrollando para apuntar a la LOX", dijo Erler.

La científica indicó que los medicamentos experimentales para bloquear la LOX están sólo en estadios iniciales de desarrollo y que aún no están listos para ser probados más allá del laboratorio.

Pero añadió que los resultados podrían abrir las puertas a la exploración del uso de Sprycel u otros inhibidores de la SRC para ayudar a los pacientes con cáncer de colon.

El cáncer intestinal, también conocido como cáncer de colon o colorrectal, es el tercer tipo de tumor más común en el mundo, con 529.000 muertes anuales. Existen pocos medicamentos efectivos disponibles para tratarlo cuando se ha expandido, por lo que los pacientes que lo sufren tienen mal pronóstico.

Secuelas por tratamiento inadecuado del virus del papiloma humano en hombres.

video


En el presente caso, el tipo de tratamiento fue correcto, el imiquimod es el farmaco de elección para tratar este tipo de patologías, lo que fue incorrecto fue el hecho de permitir que el paciente se realizara sus curaciones en su casa. Este tipo de tratamientos siempre debe estar vigilado por especialistas, a fin de evitar este tipo de lesiones (quemaduras) que en ocasiones puede dejar secuelas importantes definitivas. Vea como identificar lesiones de VPH en http://www.youtube.com/watch?v=t98Qm7...