martes, 8 de diciembre de 2009

Pautas para el consumo saludable de alimentos


El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) formuló Nutrición y su Salud:
Pautas Alimentarias para estadounidenses con recomendaciones para el régimen alimentario y la salud en apoyo de la buena salud general. La pirámide alimentaria del USDA describe cinco grupos de alimentos acompañados por la cantidad de porciones que se deben consumir a diario para suministrar los nutrientes y las calorías adecuadas. Los grupos de alimentos mostrados son granos, verduras, frutas, productos lácteos y proteínas de origen carnívoro o no. Advierte que grasas, aceites, y dulces se deben consumir en moderación.

Prevención del cáncer
Opciones de alimentos saludables y actividad física pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer. La Asociación Estadounidense de Lucha contra el Cáncer y el Instituto Estadounidense para la Investigación sobre el Cáncer han elaborado pautas similares para la prevención del cáncer.


Las siguientes pautas para el régimen alimentario y la salud pueden contribuir a reducir el riesgo de cáncer:
Seguir una dieta de base vegetal. Consumir al menos 5 porciones de frutas y verduras diarias. Incluir habichuelas en la dieta y comer productos de granos (como cereales, panes y pasta) varias veces al día.
• Escoger alimentos con bajo contenido de grasa.
• Escoger alimentos con bajo contenido de sal.
• Lograr y mantener un peso saludable.
• Realizar todos los días un mínimo de actividad moderada, por 30 minutos durante la mayoría de los días de la semana.
• Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.
• Preparar y almacenar alimentos de manera adecuada.
• No consumir tabaco en ninguna forma.

Cáncer secundario
Las pautas nutricionales para la prevención del cáncer son útiles también para los sobrevivientes de cáncer a fin de evitar el desarrollo de cáncer secundario. La relación entre el régimen alimentario y la dieta sigue en estudio.

Cáncer del pulmón
Los resultados obtenidos de algunos estudios han mostrado la siguiente relación entre el régimen alimentario y el cáncer del pulmón:
• El consumo de más de 5 porciones por día de frutas y verduras puede reducir el riesgo de cáncer del pulmón.
• Los alimentos suplementarios con beta-caroteno puede aumentar el riesgo de cáncer del pulmón en fumadores varones, aunque esto no se encuentra bien demostrado.

Cáncer de próstata
Los resultados obtenidos de algunos estudios han mostrado la siguiente relación entre el régimen alimentario y el cáncer de próstata:
• Dietas con alto contenido de grasa saturada y grasa de carne o de origen animal pueden aumentar el riesgo de cáncer de próstata en etapa avanzada.
• El consumo diario de suplementos de vitamina E puede reducir el riesgo de muerte por cáncer de próstata.
• La dieta diaria rica en beta-caroteno puede reducir la posibilidad de morir por cáncer de próstata. No obstante, no se aconseja para fumadores dado que puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Cáncer del seno
Los resultados obtenidos de algunos estudios han mostrado la siguiente relación entre el régimen alimentario y el cáncer del seno
• Dietas con alto contenido calórico y de grasas pueden aumentar el riesgo de recurrencia.
• Beber cerveza puede aumentar el riesgo de recurrencia y muerte.
• Tomar vitamina C por encima de la cantidad diaria recomendada puede reducir el riesgo de recurrencia.
• Una dieta con alto contenido de verduras y frutas puede reducir el riesgo de recurrencia.
• Una dieta con alimentos que contienen beta-caroteno (como verduras color naranja oscuro y frutas) puede reducir el riesgo de muerte a raíz de cáncer del seno.

Cáncer del colon
Los resultados obtenidos de algunos estudios han mostrado la siguiente relación entre el régimen alimentario y el cáncer del colon:
• Una dieta a largo plazo con alto contenido de granos integrales puede reducir el riesgo de cáncer del colon.

Cáncer del esófago y estómago
Los resultados obtenidos de algunos estudios han mostrado la siguiente relación entre el régimen alimentario y el cáncer del esófago y estómago:
• Una dieta con alto contenido de fibras de cereales puede reducir el riesgo de cáncer de estómago.
• El tomar suplementos diarios de vitaminas C y E y beta-caroteno puede reducir el riesgo de cáncer del esófago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario