domingo, 2 de octubre de 2011

Otra vez, una sola sigmoidoscopia reduce el carcinoma colorrectal .



En un nuevo estudio que confirma los resultados previos de otro realizado en el Reino Unido, investigadores italianos informan que una sola sigmoidoscopia flexible llevada a cabo entre los 55 y los 64 años de edad es una medida inocua y eficaz para la detección sistemática del carcinoma colorrectal.

En un estudio aleatorizado y comparativo en el que se efectuó seguimiento a pacientes con y sin una sola sigmoidoscopia durante 10 años, los investigadores, dirigidos por el Dr. Nereo Segnan, MS, del Hospital Universitario S. Giovanni, en Torino, Italia, determinaron que la prueba se acompañaba de una «reducción considerable de la frecuencia de carcinoma colorrectal y la mortalidad».

El estudio aparece publicado recientemente en la versión en línea de Journal of the National Cancer Institute.

El Dr. Timothy R. Church, de la University of Minnesota, Minneapolis, en un editorial concomitante hace notar que los resultados «felizmente confirman» los comunicados el año pasado en un estudio realizado en el Reino Unido.

Dos estudios aleatorizados comparativos independientes muestran resultados uniformes

Ese estudio realizado por la Dra. Wendy Atkin, PhD, Imperial College, London, Reino Unido, y sus colaboradores, demostró que una sola exploración con sigmoidoscopia flexible en personas sanas de edad similar, junto con la resección de cualquier pólipo que se identificase, redujo un tercio la frecuencia de carcinoma colorrectal y 43% las muertes por la enfermedad en una mediana de seguimiento de 11 años.

En el estudio actual, la frecuencia de carcinoma colorrectal se redujo 31% en personas a las que se les efectuó la detección sistemática y la mortalidad por la enfermedad se redujo 38%. Para el carcinoma colorrectal avanzado, la reducción de la frecuencia fue incluso más impresionante: 46%.

El Dr. Segnan dijo a Medscape Medical News «Este estudio fortalece las pruebas científicas de la eficacia de la detección sigmoidoscópica para reducir la frecuencia y la mortalidad por carcinoma colorrectal».

«Ahora que dos estudios aleatorizados comparativos independientes están mostrando resultados uniformes, espero que las directrices internacionales y nacionales sobre la detección sistemática de carcinoma colorrectal actualice el grado de recomendación para la detección sistemática de carcinoma colorrectal mediante sigmoidoscopia.

Detalles del estudio italiano

Los investigadores italianos enviaron un cuestionario para valorar el interés en participar en la detección mediante sigmoidoscopia flexible a una muestra aleatoria de 236.568 hombres y mujeres de 55 y 64 años de edad de seis centros de estudio en Italia.

De los 56.532 informantes aptos, 17.148 fueron asignados de manera aleatoria para invitarlos a que se sometieran a una sigmoidoscopia flexible y 17.144 fueron asignados al grupo de control y no fueron objeto de ningún contacto adicional.

Se llevó a cabo la sigmoidoscopia flexible en 9.911 sujetos. De éstos, 9.387 (94,71%) fueron dados de alta, 55 (0,55%) fueron remitidos para tratamiento quirúrgico, 395 fueron remitidos para colonoscopia de vigilancia de seguimiento y los 74 pacientes restantes no cumplieron con la valoración colonoscópica total recomendada.

La mediana del periodo de seguimiento fue 10,5 años para la frecuencia de carcinoma colorrectal y 11,4 años para la mortalidad por todas las causas y específica de carcinoma colorrectal.

Durante este periodo, 557 personas, incluidas las que se detectaron en la valoración inicial, recibieron el diagnóstico de carcinoma colorrectal y 148 murieron por la enfermedad.

En el análisis por intención de tratar, los investigadores determinaron que la frecuencia de carcinoma colorrectal se reducía 18% (riesgo relativo [RR]: 0,82; intervalo de confianza del 95% [IC]: 0,69 a 0,96) y la muerte por enfermedad se reducía 22% (RR: 0,78; IC del 95%: 0,56 a 1,08) en comparación con el grupo de control.

Entre los que se sometieron a la detección sistemática, se redujo la frecuencia de carcinoma colorrectal 31% (RR: 0,69; IC del 95%: 0,56 a 0,86) y se redujo la mortalidad 38% (RR: 0,62; IC de 95%: 0,40 a 0,96) en comparación con el grupo de control.

En el estudio también se determinó que la frecuencia de carcinoma colorrectal avanzado disminuía 46% en quienes se efectuó la detección en comparación con los testigos.

El Dr. Segnan dijo: «Subrayaría la importancia de la reducción de 46% en la frecuencia de las etapas del carcinoma colorrectal avanzado en los individuos sometidos a detección en comparación con la población de control». «Una de las ventajas de detectar el carcinoma colorrectal en una etapa más temprana es que nos permite ofrecer tratamiento menos radical y menos costoso a los pacientes y por tanto disminuir la morbilidad».

El Dr. Segnan también hizo hincapié en que la sigmoidoscopia ofrece un grado duradero de protección.

Dijo: «La duración del efecto de una sola detección para evitar la presentación de carcinoma del colon todavía está presente después de más de 10 años y al parecer continúa por un periodo más prolongado. Esperaría que en este momento el intervalo recomendado entre dos sigmoidoscopias no fuese más breve que 10 años, por lo menos», dijo.

Añadió que el introducir los programas de detección sistemática preliminar utilizando sigmoidoscopia «parece adecuado».

¿Se pasan por alto algunas neoplasias malignas?

Al preguntarle sobre el hecho de que la sigmoidoscopia no permite valorar el tercio superior del colon y por tanto pasaría por alto algunas neoplasias malignas, el Dr. Segnan respondió: «Sí, desde luego, pero lo mismo ocurre con la colonoscopia y otras pruebas de detección de cáncer colorrectal».

Explicó que la valoración de los métodos de detección de cáncer se basa en un equilibrio entre los beneficios y los daños. «Estudios de observación recientes demostraron que la reducción de la mortalidad por carcinoma colorrectal se observaba principalmente en el hemicolon izquierdo, el cual es accesible tanto mediante sigmoidoscopia como por colonoscopia, pero no en el hemicolon derecho, el cual sólo se alcanza mediante colonoscopia. Sin embargo, la aceptabilidad de la sigmoidoscopia es mayor, los daños y el costo son más bajos y los beneficios son muy similares a los de la colonoscopia».

El Dr. Segnan dijo: «Sería de gran interés científico y para la salud pública llevar a cabo un estudio aleatorizado comparativo entre la sigmoidoscopia y la colonoscopia en la población general».

El autor de un comentario editorial, el Dr. Church, dijo a Medscape Medical News que considera que la opción de la modalidad de detección se debiera dejar a criterio del individuo.

¿Es mejor la colonoscopia? Esta es una suposición

Dijo: «La colonoscopia se recomienda ampliamente en Estados Unidos y la mayoría de los gastroenterólogos dirían que es la mejor prueba de realizar, pero nunca se ha valorado en estudios aleatorizados de la misma forma en que la sigmoidoscopia y las pruebas de sangre oculta en las heces».

«Siempre se ha supuesto que la repercusión de la colonoscopia en la reducción de la frecuencia de carcinoma colorrectal y la mortalidad es mayor que con las otras dos pruebas, pero nadie sabe cuál es el grado de repercusión. Esto no se sabe».

El Dr. Church hizo notar que en un estudio de observación realizado por investigadores canadienses en los que se utilizaron datos del sistema de salud nacional del país se determinó que la repercusión de la colonoscopia sobre la mortalidad era similar a la observada en los estudios realizados en el Reino Unido y en Italia sobre la sigmoidoscopia flexible. «De manera que creo que hay un buen motivo para creer que aunque la colonoscopia puede ser mejor, tal vez no lo sea tanto».

Hay buenos motivos para creer que aunque la colonoscopia puede ser mejor, tal vez no lo sea tanto

El Dr. Church dijo que las personas debían tomar en cuenta los tres métodos —pruebas de sangre oculta en las heces, sigmoidoscopia flexible y colonoscopia —que son métodos viables para la detección.

Señaló: «Deben utilizar métodos de pruebas de sangre oculta en las heces muy sensibles. Si prefieren realizar la sigmodidoscopia en vez de la colonoscopia porque no quieren pasar por la larga preparación intestinal y el costo, debieran hacer eso. Si consideran que la colonoscopia es mejor y quieren que se les examine todo el colon, y están dispuestos a pagar por el costo, o si su compañía de seguro está dispuesta a hacerlo, debieran someterse a la colonoscopia».

«Cualquiera de los métodos de detección sistemática puede funcionar. La mejor prueba es la que la persona se efectúe. De manera que la colonoscopia puede funcionar mejor, pero si alguien no está dispuesto a hacerlo, no servirá de nada».

El Dr. Segnan y el Dr. Church han declarado no tener ningún conflicto de interés pertinente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada