domingo, 4 de septiembre de 2011

Identifican al microrganismo causante de la peste negra.



Se le llamó la peste negra porque uno de sus síntomas era el ennegrecimiento de la piel.

El estudio confirmó con análisis genético que la Y. pestis causó la peste negra.
La enfermedad azotó a Europa en el siglo XIV y causó la muerte de unos 50 millones de personas en el continente.

Contenido relacionado
Bolivia en alerta por peste bubónica
A pesar de que la peste negra, o bubónica, ha sido una de las pandemias más devastadoras de la historia, hasta ahora no había logrado confirmarse el tipo de microorganismo que la causó.

Pero ahora se sabe un poco más gracias a investigadores en Canadá y Alemania que lograron identificar la cepa particular que causó esta enfermedad.
Tal como señalan los científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) (Actas de la Academia Nacional de Ciencias), se trata de la bacteria Yersinia pestis, un patógeno que ha estado circulando durante unos 600 años.

En sólo cinco años, de 1348 a 1353, la peste bubónica mató a una tercera parte de la población europea, entre 30 y 50 millones de personas.
Los investigadores creen que la Y. pestis fue transmitida por ratas transportadas en barcos desde Asia central.

Cepa mortal
Ahora los investigadores del Instituto de Arqueología Científica de la Universidad de Tübingen, en Alemania, y de la Universidad de McMaster en Canadá, lograron confirmar que la responsable de la gran peste fue la bacteria Yersinia pestis.

"Analizamos diversas muestras de ADN provenientes de esqueletos medievales encontrados en un cementerio en Londres para localizar esta bacteria" explica a la BBC el doctor Hendrik Poinar, uno de los investigadores involucrados en el estudio.

"Buscábamos marcadores específicos de ADN que son indicadores particulares de este tipo de bacteria".

"Muchos esqueletos medievales que se encuentran en este tipo de fosas están rodeados de bacterias, hongos e incluso restos de animales y plantas que caen en ellas así que es sumamente difícil encontrar las microscópicas muestras de la bacteria original"
Dr. Hendrik Poinar
El estudio no fue tarea fácil. Otras investigaciones en el pasado que buscaban la presencia de la bacteria en muestras medievales habían sido descartadas debido a que resultaron contaminadas por ADN moderno.

"Muchos esqueletos medievales que se encuentran en este tipo de fosas están rodeados de bacterias, hongos e incluso restos de animales y plantas que caen en ellas así que es sumamente difícil encontrar las microscópicas muestras de la bacteria original", dice el doctor Poinar.

Para encontrarla los investigadores desarrollaron un nuevo método, que llamaron "pesca molecular".

"Creamos esta técnica con la que se puede "pescar" el ADN usando una especie de método de captura de fragmentos genéticos" explica el investigador.

Así lograron trazar un genoma circular del patógeno y encontraron que parte de su material genético no ha cambiado en los últimos 600 años.
Hoy en día la Y. pestis sigue causando brotes, mucho menos catastróficos, de peste.

La enfermedad mata a unas 2.000 personas cada año en el mundo y los científicos creen estas personas resultan infectadas por una cepa distinta de Y. pestis.

Ahora, sin embargo, deberán llevar a cabo más estudios para poder decir con precisión si ésta es la cepa letal medieval fue una variante única o tuvo precursores.

"Esperamos en el futuro poder tener acceso a todo su material genético para poder trazar todo su genoma, lo cual nos permitirá conocer porqué fue tan virulenta y si es muy diferente a las bacterias que circulan hoy en día" señala el doctor Poinar.

"Y lo más importante, para poder saber si existe la posibilidad de que este patógeno letal resurja en el futuro".

Lo que puede afirmarse ahora sin lugar a dudas, afirman los investigadores, es que la Y. pestis es una bacteria medieval y fue la verdadera causante de la peste bubónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario