lunes, 30 de abril de 2012

Endometriosis y cáncer de ovario.

Un antecedente de endometriosis se relaciona con un incremento del riesgo de tres subtipos de carcinoma ovárico: de células claras, endometrioide y seroso de baja malignidad.

Un nuevo estudio ha definido que la endometriosis se relaciona con un incremento del riesgo de determinados subtipos histológicos de cáncer ovárico epitelial invasivo. En concreto, un antecedente de endometriosis se relaciona sólo con un aumento del riesgo de carcinoma ovárico invasivo seroso de escasa malignidad, de células claras y endometrioide.

Un análisis combinado que se publicó hoy día en Lancet Oncology demostró que la endometriosis se relaciona con una posibilidad de presentación de carcinomas ováricos de células claras tres veces mayor y aumenta a más del doble el riesgo de que se presenten tumores endometrioides.

No se observó ninguna relación entre la endometriosis y el riesgo de cáncer ovárico seroso de gran malignidad o invasivo, o bien, tumores de clasificación indeterminada de uno u otro tipo.

El Dr. Charlie Gourley, ChB, PhD en un comentario concomitante señala que la identificación de una interrelación entre los subtipos histológicos específicos y no otros respalda los datos crecientes de que estos subtipos histológicos son entidades patológicas distintivas.

El Dr. Gourley, quien es conferencista y consultor honorario en oncología médica en el University of Edinburgh Cancer Research Centre, Reino Unido, afirma: «Todavía hay mucho que aprender sobre los orígenes celulares y las bases moleculares de estas diferenciaciones, pero la identificación de los subtipos afectados por procesos como la endometriosis debiera ayudar en la tarea de detallar el proceso y establecer estrategias que permitan una prevención o tratamiento satisfactorios».

Todavía no se ha esclarecido de qué manera estos resultados son aplicables a los programas de detección sistemática.

La investigadora principal del análisis combinado, la Dra. Celeste Leigh Pearce, profesora adjunta en el Departamento de Medicina Preventiva de la Keck School of Medicine, University of Southern California, Los Angeles, dijo en una declaración: «Este avance podría llevar a una mejor identificación de las mujeres que tienen más riesgo de carcinoma ovárico y podría sentar las bases para una mayor vigilancia del cáncer en la población pertinente, que permita individualizar mejor los métodos de prevención y de detección temprana, como el tratamiento quirúrgico para la reducción del riesgo y la detección sistemática».

Sin embargo, en su comentario, el Dr. Gourley hace notar que el incremento del riesgo de cáncer ovárico epitelial que se observó en el estudio «tal vez por sí solo no sea suficiente para justificar la detección de cáncer ovárico dirigida en pacientes con un antecedente de endometriosis. Sin embargo, añade, el hecho de que algunos de los subtipos histológicos relacionados predominen en una etapa temprana obliga a tomar en cuenta la detección.

Estos datos reafirman la necesidad de vigilancia

El Dr. Gourley señala: «Además, la magnitud de este incremento del riesgo y las lesiones predominantemente asociadas repercuten en el equipo interdisciplinario cuando van a valorar lesiones de causa indeterminada en una paciente con un antecedente de endometriosis». «Estos datos reafirman la necesidad de tener presente la posibilidad de que podría haber algún tumor invasivo».

Sólo hay relación con dos subtipos

El análisis realizado por la Dra. Pearce y sus colaboradores fue una colaboración internacional; reunió datos de 13 estudios de casos y testigos sobre cáncer ovárico que eran parte del Consorcio de la Asociación de Cáncer Ovárico. Se analizaron los casos tomando en cuenta subtipo histológico, grado y etapa y en todos los modelos analíticos se incluyó edad de las pacientes, origen étnico, centro de estudio, paridad y duración de uso de anticonceptivos orales.

La cohorte estuvo representada por 13.226 personas de control y 7911 mujeres con cáncer ovárico invasivo. De este grupo, 818 (6,2%) de las mujeres de control y 738 (9,3%) de las pacientes con cáncer de ovario comunicaron tener un antecedente de endometriosis. Además, 1907 mujeres tuvieron cáncer ovárico de clasificación indeterminada y 168 (8,8%) de ellas informaron un antecedente de endometriosis.

En general, comunicaron un antecedente de endometriosis 136 de 674 mujeres (20,2%) con tumores de células claras, 169 de 1220 mujeres (13,9%) con tumores endometrioides, 31 de 516 mujeres (6,0%) con tumores mucinosos, 261 de 3659 mujeres (7,1%) con tumores serosos de gran malignidad y 31 de 336 mujeres (9,2%) con tumores serosos de escasa malignidad. Todos estos son subtipos de carcinoma ovárico invasivo.

Además, 103 de 1140 mujeres (9,0%) con tumores serosos de clasificación indeterminada y 65 de 767 mujeres (8,5%) con tumores mucinosos de clasificación indeterminada comunicaron tener un antecedente de endometriosis.

Factores de confusión, como lactancia materna, peso corporal, estatura, índice de masa corporal, ligadura de trompas de Falopio y un antecedente familiar de cáncer de ovario, no influyeron en la relación entre el riesgo de cáncer y la endometriosis.

El análisis demostró que un antecedente de endometriosis era comunicado más a menudo por pacientes con carcinomas ováricos invasivos de células claras, de escasa malignidad, serosos y endometrioides que por las que tenían carcinomas ováricos invasivos de gran malignidad serosos o mucinosos (p < 0,02 para todas las comparaciones). La endometriosis también se relacionó en mayor grado con cáncer ovárico invasivo de células claras que con el subtipo endometrioide invasivo (oportunidades relativas [OR]: 1,64; p = 0,001) y se relacionó más con cáncer ovárico invasivo de escasa malignidad que con cáncer ovárico seroso de gran malignidad (OR: 1,94; p = 0,01).

El estudio fue financiado por múltiples fuentes internacionales, según se hace notar en el artículo. Los autores del artículo y del comentario editorial han declarado no tener ninguna relación económica pertinente.

Referencias:

Lancet Oncol. Published online February 21, 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario