domingo, 3 de marzo de 2013

La aspirina prolongaría la vida de los pacientes mayores con cáncer de colon.


Los adultos mayores con cáncer de colon que tomaron una dosis diaria de aspirina tendieron a vivir más que los que no utilizaron el fármaco, según indica una nueva investigación.

Aunque se necesitan más estudios para replicar ese resultado, la información se suma a las pruebas que asocian el uso de aspirina con una mayor supervivencia de los pacientes oncológicos.

Por ahora, las guías clínicas recomiendan una dosis baja de aspirina para prevenir la enfermedad cardíaca, pero no para prevenir o tratar el cáncer.

El nuevo estudio, publicado en Journal of the American Geriatrics Society, incluyó más de 500 pacientes con cáncer de colon de Holanda; todos tenían más de 70 años. Más de 100 tomaron una dosis infantil de aspirina para proteger el corazón después de que se les diagnosticara el cáncer.

Durante el período 1998-2007, la tasa de mortalidad de ese grupo fue un 50 por ciento menor que en la cohorte que no tomaba aspirina. El efecto fue aún mayor en aquellos con cáncer avanzado y en los que no recibían quimioterapia.

Para los autores, cualquier estrategia que prolongue la supervivencia de los adultos mayores con cáncer de colon sería bienvenida porque no existe consenso en el uso de quimioterapia.

Un estudio publicado en octubre en New England Journal of Medicine había sugerido que el tratamiento con aspirina prolongaría la vida de los pacientes con tumores de colon que poseen una mutación genética específica.

Pero se necesitarían estudios aleatorizados más rigurosos para replicar los resultados de los estudios observacionales.

"Estamos bastante seguros de que existe un efecto real, pero ignoramos su magnitud", dijo el doctor Gerrit Jan Liefers, del Centro Médico de la Universidad de Leiden, en Holanda, y coautor del nuevo estudio.

Una limitación de la investigación es que analizó la información de las recetas entregadas a los pacientes y no del uso real de la aspirina (en Holanda, la aspirina infantil para prevenir cardiopatías no es de venta libre).

Los autores consideran posible que los efectos cardiovasculares de la aspirina ayudaran a los pacientes a vivir más, aunque eso no podría explicar la gran diferencia en las tasas de mortalidad.

Además, existirían diferencias entre los grupos que los autores pasaron por alto y que podrían haber influido en la supervivencia de los usuarios de aspirina.

Para Liefers, se desconoce cómo la aspirina actuaría contra el cáncer de colon. Una vía de acción probable es el bloqueo de la enzima ciclooxigenasa-2 (COX-2), que media en los procesos de inflamación y se expresa en alrededor del 70 por ciento de los tumores de colon.

Boris Pasche, director de la División de Hematología y Oncología de la University of Alabama, en Birmingham, consideró que sería útil determinar a quién beneficiaría el tratamiento y quién podría saltearlo.

"Es un fármaco bastante benigno, pero con efectos adversos", como sangrados gastrointestinales y cerebrales, señaló, y recomendó que los pacientes conversen con sus médicos sobre la utilidad de empezar a tomar aspirina.

"El estudio respalda el concepto, pero necesitamos un estudio aleatorizado", aseguró Pasche.

FUENTE: Journal of the American Geriatrics Society, online 23 de noviembre del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario