No hay indicios de un aumento de abortos espontáneos tras los procedimientos de escisión electroquirúrgica con asa (Colposcopia).



Las pacientes que se someten a procedimientos de escisión electroquirúrgica con asa (PEEA) no tienen más riesgo de nacimiento prematuro o de abortos espontáneos, según un estudio multicéntrico a gran escala presentado aquí en el 32º Congreso Anual de laSociety for Maternal-Fetal Medicine.

Los hallazgos de estudios previos han planteado inquietudes concernientes a que los procedimientos de escisión electroquirúrgica con asa (PEEA) podrían originar complicaciones tardías del embarazo, pero este estudio, en que se compararon los resultados del embarazo en el curso de siete años en mujeres que se sometieron al procedimiento y en las que tuvieron pruebas de Papanicolaou normales o biopsias en sacabocados cervicouterinas normales, no mostró ningún incremento importante del riesgo.

Los investigadores de la Washington University en Saint Louis, Missouri, valoraron los registros de anatomía patológica de nueve hospitales de pacientes sometidas a PEEA, biopsia cervicouterina en sacabocados o prueba de Papanicolaou normales durante el periodo de 2000 a 2006.

Los participantes en el estudio fueron 625 mujeres que anteriormente se habían sometido a PEEA, 602 que previamente se habían sometido a una biopsia cervicouterina en sacabocados y 616 que sólo se habían sometido a pruebas de Papanicolaou.

Los números de mujeres que tuvieron nacimientos prematuros (menos de 34 semanas de gestación) en los tres grupos fueron 48 (7,7%) de las 625, 33 (5,5%) de las 602 y 45 (7,3%) de las 616, respectivamente.

Las tasas de abortos espontáneos antes de las 20 semanas en los tres grupos no tuvieron diferencias estadísticamente significativas (5,9% para los PEEA); 3,6% para la biopsia cervicouterina en sacabocados; 4,2% para las pruebas de Papanicolaou).

Las tasas permanecieron constantes después del ajuste con respecto a variables como edad, etnicidad, índice de masa corporal, tabaquismo y parto prematuro previo.

Los autores escriben: «Contrario a lo publicado con anterioridad, en esta extensa cohorte generalizable bien caracterizada, la PEEA no se asoció a resultados gestacionales adversos subsiguientes». Las mujeres que se han sometido a LEEOP «no precisan más vigilancia o intervenciones terapéuticas para prevenir el nacimiento prematuro o el aborto espontáneo temprano».

El autor principal, Dr. George A. Macones, MSCE, quien es profesor Mitchell y Elaine Yanow y director del Departamento de Obstetricia y Ginecología en la Washington University, hizo notar que el mejor diseño del estudio podría explicar por qué los resultados difieren de los de la investigación previa.

El Dr. Macones dijo: «Este no fue el estudio más extenso en el que se analicen los PEEA y el desenlace del embarazo, pero es uno de los más extensos y diría que es posible que nuestro estudio tenga más rigor que otros».

Dijo a Medscape Medical News: «Me inquietaban algunos de los métodos utilizados en los estudios previos, de manera que no me sorprendieron de ninguna manera estos nuevos hallazgos».

«Esto básicamente significa que los pacientes con un PEEA previo no necesitan pruebas o intervenciones adicionales. Creo que es un hallazgo importante». 

El Dr. George Saade, profesor de obstetricia y ginecología en la University of Texas en Galveston, quien moderó la sesión, estuvo de acuerdo en que un adelanto importante es la posibilidad de reducir las pruebas innecesarias en mujeres que previamente se han sometido a PEEA.

El Dr. Saade dijo: «Este es un estudio muy importante que se enfoca en un tema significativo».

Dijo a Medical News: «En la actualidad hay la creencia generalizada de que las mujeres que se someten a PEEA antes del embarazo tienen riesgo de aborto espontáneo y de parto prematuro. En tales pacientes a menudo se realizan ecografías repetidas para explorar su cuello uterino y en ocasiones terminan recibiendo un cerclaje cervicouterino.

«Este estudio demostró por primera vez, de manera definitiva, que estas mujeres no tienen más riesgo de estas complicaciones. Los resultados debieran tener una repercusión importante en el tratamiento de estas pacientes y debiera evitar las pruebas y las medidas innecesarias».

Añadió que los hallazgos debieran permitir a los médicos y a las mujeres que desean un embarazo aprovechar la ventaja de la utilidad de los PEEA sin temor a efectos adversos subsiguientes sobre la gestación.

El Dr. Saade hizo notar: «Las mujeres que se sometieron a un PEEA y las que necesitan un PEEA, deben estar tranquilas de que no tienen más riesgo de aborto espontáneo o de nacimiento prematuro que las que no se han sometido a un PEEA». «El estudio está bien diseñado. Proporciona una respuesta definitiva a esta cuestión».

El estudio fue financiado por el National Cancer Institute, donación RO1 CA109186.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La infección por el virus del papiloma humano y el cáncer cérvico - uterino

Virus del papiloma humano en la mujer. Tratamiento.

La auto-toma de muestras del VPH permite cuadruplicar los controles para prevenir el cáncer cérvico uterino