miércoles, 1 de agosto de 2012

Los antioxidantes podrían reducir el riesgo de cáncer pancreático.





El complementar la alimentación con más vitaminas C, E y selenio podría ayudar a reducir hasta dos tercios el riesgo de cáncer de páncreas, afirmaron investigadores-

Y una de cada 12 de las neoplasias malignas se podría prevenir si resulta que hay una relación causal entre las vitaminas y el mineral, según la investigación publicada anoche por la University of EastAnglia, Norwich, Inglaterra.

Los investigadores de la sección Norfolk del estudio Investigación Prospectiva Europea del Cáncer (EPIC, por sus siglas en inglés), rastreó la salud de más de 23.500 pacientes de entre 40 y 74 años de edad, todos los cuales participaron en la sección Norfolk del estudio EPIC entre 1993 y 1997.

Cada participante llevó un diario de alimentación exhaustiva, en el cual se detallaron los tipos y la cantidad de cada alimento que consumían durante siete días, así como los métodos que utilizaban para prepararlos.

Los registros de alimentos en el diario fueron equiparados con uno de 11.000 productos alimenticios y se calcularon los valores nutrimentales utilizando un programa de informática diseñado especialmente (DINER).

Un total de 49 personas (55% hombres) presentaron cáncer de páncreas en los primeros 10 años después de ingresar en el estudio y esta cifra aumentó a 86 (44% hombres) hacia 2010. En promedio, sobrevivieron seis meses después del diagnóstico.

Los investigadores compararon las ingestas de nutrimentos de los participantes a quienes se diagnosticó la enfermedad en los primeros 10 años después de incorporarse en el estudio EPIC con casi 4000 personas sanas para determinar si había alguna diferencia.

Detectaron que quienes tenían una ingesta semanal de selenio en el 25% superior redujeron aproximadamente a la mitad su riesgo de presentan cáncer de páncreas en comparación con aquellos cuya ingesta se encontró en el cuarto inferior.

También observaron que aquellos cuya ingesta de vitaminas C, E y selenio estaba en el cuarto superior tenían 67% menos posibilidades de presentar cáncer de páncreas que los que estaban en el 25% inferior.

Los autores, que publicaron su estudio en Gut, expresaron que los antioxidantes pueden neutralizar los productos secundarios dañinos del metabolismo y la actividad celular normal y reducir las influencias genéticamente programadas. También pueden estimular la respuesta del sistema inmunitario.

Finalmente aseguraron: «Si se confirma una relación causal al notificarse hallazgos compatibles de otros estudios epidemiológicos, entonces las recomendaciones dietéticas basadas en la población ayudarán a evitar el cáncer de páncreas.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario