Un descubrimiento en torno al cáncer allana el camino para mejores tratamientos.



Científicos de la Queen'sUniversity, Belfast, han hecho un descubrimiento que podría dar por resultado tratamientos más eficaces de las neoplasias malignas de la garganta y del cuello.

Consiste en el tratamiento dirigido a las células no neoplásicas que rodean un tumor y también en el tratamiento del propio tumor.



Los investigadores determinaron que el tejido no maligno que rodeaba a las neoplasias malignas de la garganta y el cuello desempeña un papel regulando la diseminación de las células malignas.

Se podrían desarrollar tratamientos para evitar que el tejido sea invadido por el cáncer.

Los científicos consideran que es posible interrumpir los mensajes que favorecen la invasión por las células cancerosas y de esta manera inhibir la diseminación del tumor.

La investigación, dirigida por el profesor Dennis McCance, se acaba de publicar en European Molecular BiologyOrganizationJournal
.

El profesor McCance dijo: «El cáncer se disemina como resultado de una comunicación bilateral entre las células malignas de un tumor y las células no malignas en el tejido circundante».

El descubrimiento nos allana el camino para investigar nuevos tratamientos que se dirigirían al tejido normal que rodea a un tumor, en vez de al propio tumor».

Profesor Dennis McCance

«Ya sabemos que las células malignas están intrínsecamente programadas para invadir tejido sano circundante».

«Sin embargo, las células del tejido no maligno también están programadas para emitir mensajes a las células malignas, fomentando activamente que invadan. Si se pueden interrumpir estos mensajes —emitidos por el tejido sano al tumor—, entonces se inhibirá la diseminación del cáncer.

«Lo que hemos descubierto es que una proteína específica en el tejido no maligno tiene la capacidad para abrir o cerrar la vía de comunicación entre el tejido sano y el tumor. Cuando es activada la proteína del retinoblastoma (Rb) en tejido no maligno, esto da por resultado una disminución de factores que favorecen la invasión por las células malignas, de manera que el cáncer no se disemina».

El profesor McCance dijo que los tratamientos actuales del cáncer se enfocan en dirigirse al propio tumor, para destruir las células malignas antes que se diseminen.

Este descubrimiento nos allana el camino para investigar nuevos tratamientos que se dirigirían al tejido normal que rodea a un tumor, en vez de al propio tumor.

Al dirigirse específicamente a las vías controladas por la proteína Rb, será posible interrumpir los mensajes que favorecen que las células malignas invadan, e inhibir la diseminación del tumor».

«Nuestra investigación se ha enfocado en las neoplasias malignas de la garganta y el cuello, pero es posible que Rb u otras proteínas presentes en el tejido sano que rodea a otros tipos de neoplasias malignas desempeñen un papel similar regulando la diseminación de las células tumorales. Por tanto, las repercusiones de este descubrimiento podrían ir más allá de las neoplasias malignas de la garganta y el cuello, y esto es algo que tenemos pensado investigar más a fondo.»

La investigación fue financiada por Wellcome Trust, el Experimental Cancer Medicine Centre y el NationalInstitutes of Health (USA), y fue respaldado por NorthernIrelandBiobank.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La infección por el virus del papiloma humano y el cáncer cérvico - uterino

Virus del papiloma humano en la mujer. Tratamiento.

La auto-toma de muestras del VPH permite cuadruplicar los controles para prevenir el cáncer cérvico uterino