jueves, 9 de agosto de 2012

Vigilancia activa vs. cirugía o radioterapia en cáncer de próstata. ¿Cuál es la mejor opción?



Los pacientes con tumores prostáticos de bajo riesgo son más propensos a optar por la vigilancia activa que por la cirugía o la radioterapia si se atienden con un equipo médico multidisciplinario.

Los autores de un nuevo estudio lo atribuyeron a que los equipos de urólogos, radiólogos y oncólogos proporcionan una visión más equilibrada de los riesgos y los beneficios terapéuticos.

Estudios recientes habían sugerido que en los hombres con cánceres de bajo riesgo, la vigilancia activa, que consiste en controles médicos regulares sin cirugía inmediata, sería tan efectiva como la extirpación prostática o la radioterapia después del diagnóstico.

El enfoque también previene efectos adversos como la incontinencia y la impotencia o el alto costo de tratamientos innecesarios. La cirugía, por ejemplo, cuesta unos 13.000 dólares.

"A la mayoría de los hombres con un cáncer de bajo riesgo, el tratamiento no les modificará el resultado clínico, que es vivir el resto de la vida sin que el cáncer lo moleste", dijo el doctor H. Ballentine Carter, urólogo de la Facultad de Medicina de Johns Hopkins, Baltimore, y que no participó del estudio.

Este año, en Estados Unidos se les diagnosticará cáncer de próstata a unos 240.000 hombres, según estima la Sociedad Estadounidense de Oncología. Más de la mitad tendrá un tumor de bajo riesgo, que es de lento crecimiento y a menudo no altera la vida del paciente.

Aun así, más de nueve de cada 10 pacientes optan por un tratamiento, como cirugía o radioterapia, según publican los autores en Journal of ClinicalOncology.

"Muchos pacientes diagnosticados con cáncer están sobrediagnosticados", señaló el doctor Laurence Klotz, jefe de urología del Instituto de Investigación Sunnybrook, Toronto.

Hasta la mitad de los pacientes a los que se les diagnostica la enfermedad son candidatos para la vigilancia activa, indicó Klotz, que no participó del estudio. "Los equipos multidisciplinarios tienden a ofrecerles a los pacientes un punto de vista más equilibrado", agregó.

El equipo del doctor JasonEfstathiou, del Hospital General de Massachusetts, analizó las decisiones terapéuticas de 701 hombres con el cáncer atendidos en hospitales de Boston.

Un tercio fue atendido por equipos multidisciplinarios. El 43 por ciento de esos pacientes optó por la vigilancia activa, en lugar de la cirugía o la radioterapia inmediatas, comparado con el 22 por ciento de aquellos atendidos por un solo especialista.

"No hay duda de que en entornos distintos, los hombres toman decisiones distintas", dijo Efstathiou. "La consulta en una clínica multidisciplinaria les permite escuchar distintos puntos de vista sobre la enfermedad y las opciones terapéuticas más adecuadas. Esto mejora la toma de decisión", agregó.

Los autores recomendaron también que los pacientes conversen con sus médicos sobre las opciones terapéuticas menos agresivas y que pidan segundas opiniones.

"La primera pregunta debería ser '¿Necesito o no un tratamiento?'", dijo Carter. "Recién entonces deberían conversar sobre las opciones terapéuticas disponibles", agregó.

Klotz comentó que un tercio de los hombres que optan por la vigilancia activa necesitarán un tratamiento por el avance del cáncer, pero aclaró que no hay evidencia de que esos pacientes sean más propensos a morir por la enfermedad que los que reciben un tratamiento inmediato.

Referencias:

Journal of Clinical Oncology, online 30 de julio del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada