viernes, 20 de enero de 2012

La afectación oculta de ganglios linfáticos no influye en el pronóstico de pacientes con carcinoma de mama en etapa temprana.



Investigadores comunicaron recientemente en la versión en línea de Cancer que las metástasis ocultas a ganglios linfáticos axilares no influyen en el pronóstico en el carcinoma de mama en etapa temprana.

El autor principal, Dr. Yun Wu y sus colaboradores en The University of Texas MD Anderson Cancer Center en Houston, dijo que el tema «ha sido debatido en virtud de que algunos estudios han demostrado una disminución de la supervivencia cuando se han identificado metástasis ocultas y otros han mostrado que no hay ninguna diferencia en la supervivencia», y cuando aparecieron diferencias importantes a menudo fueron demasiado pequeñas para ser clínicamente significativas.

Así mismo, dijeron los autores, debido a las diferentes metodologías utilizadas, se dificulta comparar los estudios.

Para el estudio actual, analizaron los datos de 267 pacientes que se habían sometido a disección de ganglios linfáticos axilares entre 1987 y 1995, con valoraciones anatomopatológicas negativas.

En tiempos más recientes se revaloraron todos los ganglios linfáticos disecados en estos pacientes mediante métodos anatomopatológicos intensificados y se determinó que 39 pacientes (15%) tenían metástasis ocultas.

Según los procedimientos normales en ese tiempo, ninguna de las pacientes recibieron quimioterapia sistémica u hormonoterapia, lo cual hizo posible que en la actualidad el grupo del Dr. Wu analizara la evolución natural de la afectación oculta de ganglios linfáticos.

Veinte por ciento de las pacientes con afectación oculta de ganglios linfáticos tenían macrometástasis (> 2 mm), 40% tenían micrometástasis (0,2 mm a 2 mm) y 40% tenían células tumorales aisladas (< 0,2 mm).

La mediana de seguimiento para todas las pacientes fue 15,7 años. Treinta pacientes (11%) fallecieron por la enfermedad y 77% (29%) fallecieron por otras causas. La mediana de seguimiento para las pacientes que permanecieron vivas cuando se realizó el análisis fue 17,8 años.

No hubo ninguna diferencia en la supervivencia sin recidiva o global entre las pacientes sin afectación de ganglios linfáticos y las pacientes con metástasis ocultas. Tampoco se observó ninguna relación entre la supervivencia y el tamaño de las metástasis.

Los investigadores hacen notar que esto contrasta con un estudio reciente del Memorial Sloan-Kettering Hospital de Nueva York en el que se utilizaron métodos similares. Sin embargo, señalan que este estudio comprendió pacientes con tumores más grandes, más metástasis y más pacientes con múltiples ganglios linfáticos afectados.

Según el Dr. Wu y sus colaboradores, los resultados del estudio actual «contribuyen a la serie creciente de estudios publicados que indican que las metástasis a ganglios linfáticos ocultas identificadas mediante métodos anatomopatológicos intensificados en pacientes con carcinoma de mama en etapa temprana pueden no ser biológica o clínicamente importantes».



Referencias:

http://bit.ly/rkn1Nj

No hay comentarios:

Publicar un comentario