viernes, 20 de enero de 2012

Mayo Clinic informa nuevo descubrimiento de prueba no invasiva para cáncer de páncreas.




El cáncer de páncreas tiene una de las mayores tasas de mortalidad entre todos los tipos de cáncer y, de sobre las 43.000 personas diagnosticadas anualmente en Estados Unidos con esa enfermedad, más de 94 por ciento muere dentro de los primeros cinco años desde el diagnóstico. Una razón para tan alta cantidad de muertes es la carencia de métodos de detección eficaces para descubrir pronto la enfermedad. Los científicos de Mayo Clinic, en su afán por intentar adelantarse a este tipo mortal de cáncer, creen ahora haber encontrado una nueva manera de comprobar la presencia de cáncer de páncreas en los pacientes con una prueba de ADN en muestra de heces. La investigación se presentó durante las conferencias de la Semana 2011 de las enfermedades digestivas, realizada en Chicago.

"A través del cáncer de colon, se sabe que es posible detectar algunas firmas moleculares de cáncer y pre-cáncer; por ello, nos interesaba hacer el intento de determinar si se podía hacer lo mismo con el cáncer de páncreas, específicamente con una muestra de heces", comenta el Dr. John Kisiel, gastroenterólogo de Mayo Clinic que presentó los resultados del estudio.

El estudio se concentró en detectar metilaciones en las muestras de heces de 127 pacientes, de los cuales 60 tenían el diagnóstico de cáncer de páncreas y 67 no lo tenían. La metilación es un tipo de modificación del ADN que se vincula fuertemente al cáncer y pre-cáncer. El equipo de investigación deseaba comprobar si era posible detectar confiablemente cualquier tipo de metilación del gen en las muestras de heces de los participantes en el estudio diagnosticados con cáncer de páncreas.

"Descubrimos que era posible detectar confiablemente un marcador en ambas muestras tisulares y en las heces de los pacientes afectados con cáncer de páncreas, el cual se comparaba favorablemente con otro tipo de marcador que es la mutación del gen llamado KRAS", acota del Dr. Kisiel. "Al examinar ambos marcadores juntos, la exactitud combinada de ambos era bastante mejor que la de cualquiera de ellos por separado". El marcador metilado (llamado BMP3) y los genes KRAS mutados, en general, se detectaron en 70 por ciento de los participantes en el estudio que padecían cáncer de páncreas.

La detección logró descubrir los marcadores en todas las etapas del cáncer y ubicaciones dentro del páncreas. Estos resultados podrían llevar a detectar el cáncer de páncreas antes, lo que aumentaría significativamente la tasa de supervivencia de los afectados. Además, los exámenes de heces no son invasivos y los pacientes pueden recoger la muestra en su casa para luego enviarla al médico, sin necesidad de acudir al consultorio o clínica.

Los científicos, en última instancia, esperan extender el primer estudio para crear medios eficaces de detección en heces para todos los tipos de cáncer que afectan al tracto gastrointestinal. "Ahora se puede detectar confiablemente el marcador de metilación en las heces, sabiendo que está presente en el cáncer en etapa curable y que se han encontrado marcadores similares en el pre-cáncer", dice el Dr. Kisiel. "Esto nos lleva a intentar comprobar más muestras tumorales de los pacientes a fin de encontrar otros marcadores diagnósticos de este tipo para que sea posible desarrollar un panel de marcadores capaz de cubrir todos los tipos de cáncer y pre-cáncer en el tracto gastrointestinal completo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada