La hiperplasia prostática benigna aumenta al doble el riesgo de carcinoma de la próstata.



El estudio del registro más extenso realizado hasta el momento ha mostrado una interrelación importante entre la hiperplasia prostática (HPB) y el carcinoma de la próstata. El hallazgo fue comunicado aquí por investigadores daneses en el Congreso Europeo Interdisciplinario de Cáncer 2011, y se deriva de un análisis de datos de más de tres millones de hombres.

Los resultados muestran que los hombres que eran hospitalizados por HPB tenían el doble de riesgo de presentar carcinoma de la próstata que los de la población general; en los que se sometían a tratamiento quirúrgico de su HPB se había triplicado el riesgo. Además, el riesgo de fallecimiento por carcinoma de la próstata aumentó en grado significativo —dos tantos en los pacientes hospitalizados por HPB o hasta ocho tantos en los que se sometieron a tratamiento quirúrgico, informó el Dr. Stig Bojesen, del Hospital Universitario de Copenhague, Herlev, Dinamarca.

Este es un tema candente extremadamente debatido

La Dra. Cora Sternberg, jefa de oncología médica en el Hospital San Camillo/Forlanini en Roma, Italia, quien fue la encargada de comentar este estudio, dijo: «Este es un tema candente extremadamente debatido». Hizo notar que varios estudios previos no habían demostrado ninguna relación entre la HPB y el carcinoma de la próstata, en tanto que otros han señalado tal vínculo; en un estudio reciente se demostró que los dos trastornos son biológicamente homogéneos.

Estos datos no infieren una relación causal.

La Dra. Sternberg dijo que el estudio danés demostró una relación significativa, pero hizo hincapié en que «estos datos no infieren una relación causal». Así mismo, señaló que se necesita más investigación.

El señalamiento de que la HPB aumenta el riesgo de carcinoma de la próstata es muy debatido, dijo el Dr. Joaquim Bellmunt, del Hospital Universitario Valle d'Hebron Barcelona, España, quien fue presidente de la sesión. Casi todos los hombres presentan alguna HPB conforme avanzan en edad, de manera que el señalar que este trastorno aumenta el riesgo de carcinoma de la próstata podría provocar gran temor y ansiedad entre el público general, dijo a Medical News. Añadió: «Debemos ser muy cautos y estudiar más esto».

Datos sobre más de tres millones de hombres

El Dr. Bojesen y sus colaboradores analizaron los datos de 3.009.258 hombres de varios registros daneses separados (tales como los de hospitalización, cirugía, causa de muerte, prescripciones y el registro de cáncer nacional). Se hizo un seguimiento hasta por 27 años.

El equipo de investigadores determinó que de 1980 a 2006, a 853.315 hombres se les diagnosticó carcinoma de la próstata y 25.459 murieron por la enfermedad. Se necesitó la hospitalización por HPB sintomática en 187.591 hombres y se trató la HPB mediante cirugía en 77.698.

En un análisis multifactorial se demostró que en los hombres que fueron hospitalizados por HPB aumentaron al doble las posibilidades de un diagnóstico de carcinoma de la próstata que en la población general (cociente de riesgos instantáneos [CRI]: 2,22; intervalo de confianza [IC] del 95%: 2,13 a 2,31) y también tuvieron el doble de posibilidades de morir por carcinoma de la próstata (CRI: 2,00; IC del 95%: 1,91 a 2,08). En los hombres que se sometieron a tratamiento quirúrgico por HPB fueron tres veces más posibilidades de que se estableciera el diagnóstico de carcinoma de la próstata (CRI: 3,36; IC del 95%: 3,03 a 3,50) y casi ocho veces más las posibilidades de muerte por carcinoma de la próstata (CRI: 7,85; IC del 95%: 7,40 a 8,32).

El Dr. Bojesen dijo que estos son «resultados congruentes que muestran una interrelación».

Hizo hincapié en que este fue un estudio epidemiológico retrospectivo y que si bien los resultados muestran una interrelación entre los dos trastornos, este estudio no indica que la relación sea causal. Sin embargo, cuando se le insistió, añadió que los resultados de la HPB produce «un crecimiento del órgano» de manera que «es posible» una interrelación con el cáncer de la próstata.

El Dr. Jean-Charles Soria, del Institut Gustave Roussy, París, Francia, quien moderó la conferencia de prensa en la cual se dio a conocer el estudio, hizo notar que la interrelación con carcinoma de la próstata se determinó para los hombres con HPB que habían sido hospitalizados u operados, lo cual indicaría un trastorno más importante, y no para los hombres que tenían HPB más leve que no se trató. Dijo: «Esto me hace pensar que podría haber cierta causalidad». Sin embargo, señaló que se han realizado otros estudios en los que no se ha demostrado tal interrelación.

El Dr. Bojesen, aunque reconoció que se necesita más investigación, señalo que los resultados de este estudio tienen importantes repercusiones, tomando en cuenta la manera en que muchas personas resultan afectadas.

Dijo: «La posible repercusión clínica de nuestro estudio podría hacer que los médicos que tratan a pacientes con hiperplasia prostática benigna debieran efectuar un seguimiento cuidadoso a estos hombres para asegurarse del diagnóstico temprano y el tratamiento de un posible carcinoma de la próstata y mejorar así la posibilidad de un tratamiento curativo».

Añadió: «Sin embargo, nuestro estudio no nos permite recomendar el programa de vigilancia óptimo para estos hombres». Esta cuestión se ha de abordar en otros estudios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La infección por el virus del papiloma humano y el cáncer cérvico - uterino

Virus del papiloma humano en la mujer. Tratamiento.

La auto-toma de muestras del VPH permite cuadruplicar los controles para prevenir el cáncer cérvico uterino